Disfruta del aire libre y de tu mountain bike

Está en auge, el ciclismo de montaña está de moda y cada día son más los visitantes que invaden nuestras carreteras y nuestros caminos con sus bicicletas.

Los sábados y domingos con buen tiempo los caminos y las rutas verdes está auténticamente invadidas por ciclistas con sus mountin bike. Es un deporte aeróbico muy sano en el que no se agrede de ninguna forma el campo tan solo se disfruta de ella paseando, corriendo y disfrutando del aire libre y de la sensación de libertad de recorrer los caminos a tu aire.

Es importante ir bien preparado, la ropa adecuada y el casco fundamental. Entre la ropaes imprescindible el culote, el maillot, lo guantes y unas buenas zapatillas de ciclista. El casco es básico y además obligatorio, es tu seguro de vida ante una caída. Como complemento es necesario llevar una buenas gafas de sol con protección UV y polarizada a ser posible. Añade en tu bidón de agua una bebida isotónica y lleva en la espalda o en una pequeña mochila unas chocolatinas o unas barritas energéticas, te ayudarán ante una bajada de azúcar a reponer fuerzas rápidamente.

La montaña el desafío

12-mountain bikeLos puertos de montaña son todo un desafío para los ciclistas y un auténtico placer cuando los coronas, te bajas de la bicicleta y observas el paisaje. En la Sierra de Cádiz existen muchos puertos que puedes coronar, algunos más técnicos que otros pero todos, una auténtica gozada.

Es importante ir bien acompañado, si no tienes a mano nadie con quién salir con tu bicicleta, no te preocupes existen numerosos foros con grupos en tu misma localidad o ciudad con los que puedes contactar para salir con ellos a hacer alguna ruta.

Es conveniente que sepas bien qué nivel tienen lo compañeros con los que vas a salir para no llevarte sorpresas después y que por ejemplo te sea imposible seguir el ritmo de ellos, te quedes atrás y los retrases. No es cuestión de quedar mal. Así que antes de salir infórmate del ritmo que llevan, los kilómetros que hacen, etcétera.

 

Un deporte para gente muy preparada físicamente, el buceo y pesca

La pesca submarina requiere de sus practicantes unas condiciones físicas muy especiales. Este deporte el buceo y pesca, combina realmente dos deportes en uno, la práctica del buceo en apnea, es decir sin ayuda de soporte vital ninguno solo la capacidad de aguante de la respiración del practicante y por otro lado la pesca, pero no una pesca como entendemos con caña y sedal, se trata realmente de una auténtica caza con fusil y acecho.

Las cualidades del pescador

buceo y pescaPara practicar este deporte es necesario siempre contar con unas buenas condiciones físicas, primero es necesario estar en forma y realizar ejercicios para aumentar progresivamente la capacidad pulmonar, ya que es necesario aguantar la respiración lo más. Además es necesario contar con unas buenas dosis de paciencia, de ganas de aventurarse en lo desconocido del mar y mucha tranquilidad para ser capaz de pensar fríamente ante alguna situación de peligro.

Este tipo de pesca se práctica con un fusil en el que a modo de ballesta se carga mediante unas gomas elásticas un arpón que es disparado contra nuestra presa cuando e avistada.

Existen varias tipos de pesca, a la espera es la que buceador se coloca en alguna piedra del fondo por donde sabe que pueden pasar algunas de sus presas objetivos, como peces limón, anjovas, lubinas o meros y allí espera hasta que aparezcan, entonces les dispara, está claro en este tipo de pesca es imprescindible contra con mucho aguante de respiración ya que cuanto más aguantes más posibilidades que pase tu presa.

Otro tipo de pesca es al acecho, en este caso la pesca es más activa el buceador busca su presa activamente en la rocas, entre sus recovecos y en sus cuevas.

Es muy importante que contemos con una buena embarcación neumática y en ella este nuestro patrón de confianza, este debe saber perfectamente nuestras limitaciones y estar atento a nuestras sumergidas para así poder actuar ante cualquier síntoma de alarma o de exceso de tiempo sumergido. Es nuestro salvavidas, es imprescindible la confianza plena entre ambos.

El alto nivel de actividad física puede resultar perjudicial

A los adolescentes siempre se les han dicho que estar activo y hacer deporte es bueno para su salud. Pero nuevas investigaciones sugieren que demasiado deporte para adolescentes podría afectar negativamente a su bienestar tanto como demasiado poco de deporte. El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda que los jóvenes de edades comprendidas entre los 6 y 17 años hagan al menos 60 minutos de actividad física por día, lo que equivale a 7 horas a la semana.
Pero los investigadores de Suiza y Canadá dicen que su estudio, publicado en la revista BMJ, una revista de archivos de enfermedades en la infancia, sugiere que 14 horas de actividad física a la semana es lo mejor para promover la buena salud en los adolescentes.
Sin embargo, encontraron que más de 14 horas parece ser perjudicial para su salud. Para llegar a sus conclusiones, los investigadores realizaron más de 1.245 adolescentes de entre 16 y 20 desde Suiza. Todos los participantes están obligados a responder a las preguntas sobre datos demográficos, altura y peso, el estado socioeconómico, prácticas de deportes, lesiones deportivas y de bienestar. Su bienestar se evaluó mediante índice Well-Being de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cual proporciona puntuaciones entre 0 y 25. Una puntuación por debajo de 13 es un indicador de bienestar pobre.
De los participantes, el 50,4 % eran del sexo masculino, con una edad media de 17,95 años. Casi el 9% de estos hombres tenían sobrepeso o eran obesos. El promedio general de bienestar de todos los participantes fue de 17. Los investigadores clasificaron deportes participación como baja (0-3,5 horas a la semana), media (3,6 -10,5 horas), alta (10,6 -17,5 horas), y muy alta (más de 17,5 horas). En baja actividad deportiva se encontraban el 35% de los sujetos, el 41,5 % tenía actividad media, 18,5 % tenían altos niveles de actividad, mientras que el 5% muy alta.

La alta actividad es tan mala como los niveles bajos

Los investigadores descubrieron que el mayor bienestar de las puntuaciones obtenidas por los participantes fueron quienes llevaron a cabo alrededor de 14 horas de actividad física a la semana, pero más allá de las 14 horas, se tradujo en menor bienestar para los sujetos. Al comentar acerca de sus hallazgos, los investigadores afirman: “actividad física se ha asociado con bienestar emocional, la reducción depresivos, ansiedad y estrés, y el mejoramiento de la autoestima y el funcionamiento cognitivo en niños y adolescentes. Hemos encontrado que al parecer práctica deportiva ha dejado de ser un factor de protección y se convirtió en un factor de riesgo para los pobres en bienestar cuando se practica más de dos veces, las 7 horas recomendadas para semana.” Los investigadores tienen en cuenta que este estudio pone de relieve la importancia de los médicos al cuidado de los adolescentes para controlar su nivel de práctica deportiva y preguntarles sobre su bienestar.

Hacer deporte no es un remedio para la depresión

Cuando una persona sufre ansiedad o depresión, en lo último que piensa es en el deporte. Pero cuando la persona se motiva y empieza a moverse, el hacer un deporte puede dar buenos resultados. Esta opinión, la tienen muchos profesionales e investigadores dedicados a trabajar con la depresión y el estrés. Pero otros estudios, que han sido revisados, han medido la forma en el que el deporte puede hacer efecto sobre la depresión y los resultados no se han mostrado muy satisfactorios.

Las últimas estadísticas, muestran que la depresión la sufren más de cien millones de personas en todo el mundo. Normalmente, esta enfermedad es tratado mediante recetas farmacéuticas, aunque los fármacos son muchas veces rechazados por las personas que tienen que tomarlos, ya que prefieren evitar los efectos secundarios que producen.

Así que el hacer algún tipo de ejercicio, puede suponer una cura o tratamiento alternativo ante esta dolencia. Aquí intervienen los cambios de hormonas, los pensamientos positivos, y la mejora de las relaciones sociales que pueden aportar grandes beneficios ante lo que supone la depresión.

El estudio de Gillian Mead

deportePara tratar de medir los resultado del deporte en la depresión, Gillian Mead, ha dirigido a un equipo de profesionales de la Universidad de Edimburgo, donde estudió más de 35 trabajos que habían estudiado los efectos de hacer ejercicio en la depresión y el estrés, y ver el valor del resultado, comprándolo con los efectos de los fármacos y otros tipos de remedios.

Los resultado de la investigación realizada por el equipo de Gillian, demuestran que el deporte puede tener un efecto regular sobre el padecimiento de la depresión. Aunque cuando, se miden los resultados de los estudios más importantes, los resultados de hacer ejercicios son muy pequeños.

Conclusiones

deportePor lo tantos, los especialistas piensan que no son suficientes los estudios que hay de calidad y que se necesitan más para medir resultados realmente concluyentes. Es muy difícil hacer este tipo de estudios sin que los sesgos aparezcan, ya que es difícil no mostrarle al paciente la información de que hacer deporte es significante, cuando realmente este paciente está asistiendo a un grupo que recibe tratamiento. Lo que provoca que las personas que padecen depresión, se encuentren condicionados. Tampoco existen investigaciones que no ayuden a conocer si por ejemplo, el ejercicio de footing tiene mayor efecto que hacer brazos con pesas, o es la combinación de las dos actividades, lo que nos va a aportar un mayor beneficio.

El investigador Mead, dice que el ejercicio, al menos ayuda como complemento de un tratamiento más efectivo para la depresión. Porque no se han dado muestras de que el ejercicio sea considerado “malo” ni para la población en general, ni para las personas con depresión o estrés.

El tenis desde pequeños

El tenis es un deporte bastante duro, tienes que tener una formación física específica para poder dedicarte a un deporte tan completo. Necesitas no sólo tener una buena forma física, también debes tener la cabeza bien clara para establecer estrategias, y sobre todo tienes que tener desarrollado el sentido de la reacción.

Es muy positivo comenzar a practicar este deporte desde pequeños, sobre todo teniendo en cuenta que es en la edad de 3 ó 4 años cuando se comienza a asimilar todo. El tenis que se imparte a niños es muy especial.

Es muy importante cuando te planteas apuntar a tus hijos al tenis hacerte con toda la equipación para el pequeño, desde su raqueta adaptada a su edad, la funda para la raqueta y la ropa adecuada. Puede personalizar su polo y sus calzonas en tiendas especializadas para bordados, de esta forma harás sentirse al pequeño mucho más especial.

El tema de la raqueta es fundamental, debe elegirla de una marca reconocida, ya no por el golpe que vaya a hacer el pequeño, sino porque será ergonómica y adaptada a su edad, con un peso que no le provocará daños en su muñeca.

Los inicios del aprendizaje del tenis

deportesComenzará la andadura cogiendo y familiarizándose con la pelota. Pueden existir muchos métodos, pero he conocido uno que me parece perfecto. A través del juego, no hablo del tenis propiamente dicho. Los niños comienzan a aprenderlo a través de juegos que a muchos nos sonarán por haber jugado desde pequeños pero que también contribuyen al aprendizaje de este deporte.

Realmente es raro que un niño se interese por el tenis, un niño de corta edad. Lo más probable es que sea iniciativa de los padres. Pero si la metodología divierte al niño, despertará su interés y puede acabar aprendiendo un deporte realmente bonito.

Los juegos con los que los niños aprenden a jugar por supuesto incluyen una raqueta y una pelota, aunque no siempre. En muchos momentos los niños hacen circuitos o juegan algunas propuestas que incluyen un desarrollo de la rapidez, además de a rápida reacción, los reflejos tan importantes en este deporte.

Reflejos que se van desarrollando poco a poco, aunque nos parezca mentira. Tal vez en las primeras clases, los niños ni tan siquiera acierten a darle con la raqueta a la pelota, pero poco a poco irán avanzando su andadura, a la vez que van tomando conciencia de su cuerpo y aprenden muchas más cosas.

Educarles en el mundo del deporte

deportesCrearles una rutina dentro del deporte es muy importante para los niños, no sólo como ejercicio físico, que también está muy bien, también porque al final le estamos dirigiendo hacia un camino acertado.

Es muy positivo complementar la formación académica del niño con una actividad extraescolar dirigida en el deporte, sobre todo para evitar una recarga en el intelecto de manera temprana que después acabe en desastre y también para fomentar otros valores igualmente importantes en el desarrollo del niño como persona.

El tenis es una buena elección, sobre todo para enseñarles un deporte ambicioso, un deporte en el que desarrollarán la competencia por ser los primeros, por ganar, por ser los mejores, una competencia medida es siempre sana.

Lo importante es mantenerles la ilusión, apoyándoles en todo momento y animándoles a seguir su andadura. Porque quién sabe hasta dónde pueden llegar.

Apuesta por el deporte desde pequeños

El deporte es salud en cualquier momento del día, en cualquier situación y para cualquier persona. Tenemos en la cabeza la concepción del deporte como un entrenamiento físico intenso, pero la idea de deporte va más allá.

Puedes practicar deporte tan sólo al ir a recoger a tus hijos al colegio, hacer la compra o ir al trabajo en bicicleta.

Son formas de hacer deporte, de hecho son formas de incluir el deporte en nuestra rutina, lo que lo hace más interesante aún.

Incluye el deporte en la vida de tu hijo

Es especialmente importante tener en cuenta que el deporte debe formar parte de la vida de nuestros hijos desde pequeños. Al igual que nos gustaría inculcarle idiomas porque sabemos a ciencia cierta de que se aprende mejor desde chiquititos, el deporte es más que un conocimiento es un estilo de vida, mediante además de destrezas y formación física, obtenemos valores, muy necesarios durante toda nuestra vida.

Entre las múltiples opciones que tenemos entre las actividades extraescolares para nuestros hijos yo recomiendo encarecidamente elegir una actividad deportiva, es muy positivo conseguir alejar a nuestros hijos aunque sea al menos durante 1 hora u hora y media 2 veces por semana de espacios cerrados, de aulas, de libros, para hacerle conectar con su cuerpo, hacerle entender lo importante que es mantener una buena forma para hacer algo divertido, como practicar fútbol, tenis o natación entre muchísimas otras.

Por todos son conocidos los valiosos beneficios que nos aporta el deporte, en los niños estos beneficios se incrementan notablemente en los niños.

Encuentra lo que mejor le viene

Pero no es todo tan bonito tan de color de rosa, a veces es difícil encontrar el deporte que le guste a tu hijo. No es preciso obligarle a los chavales a practicar un deporte en concreto, pero te aseguro que tarde o temprano encontrarán el que más les guste.

También tiene mucho que ver el monitor o entrenador que les toque, si son niños pequeños es importante que la persona o personas responsables tengan mucha paciencia y sepan entrenar correctamente a los niños teniendo en cuenta que además tienen que motivarles continuamente.

La motivación es esencial, del mismo modo que ir incluyendo alguna novedad que les mantenga ilusionados por seguir aprendiendo. Porque no todos los niños tienen a la corta edad ídolos deportivos, algunos ni tan siquiera reconocen todos los equipos de fútbol, o no saben quién es Rafa Nadal.

Y esto es lo mejor porque en su entera pureza son capaces de aprender si les gusta el deporte y si saben enseñárselo. He visto entrenar a chavalines de entre 2 y 7 años tenis mientras los monitores les hacían pensar que jugaban aprendían a dar un perfecto revés.

Apuesta por el deporte.

La práctica del deporte en la infancia

Siempre se ha dicho que las aficiones o hobbies surgen a una edad muy temprana. Y según los expertos es de suma importancia iniciarse durante la infancia en la práctica de algún deporte o en el aprendizaje de un instrumento. Es a esa edad cuando el cerebro se muestra más receptivo en todos los aspectos y cuando nuestra creatividad e interés por ciertos conceptos es más grande. Muchas veces estos nuevos intereses hacen que nuestro rendimiento en otros campos también mejoren y, aunque algunos crean que puede provocar estrés en el niño/a, yo creo que es altamente beneficioso para su desarrollo como persona.

El descubrimiento de una afición y sus consecuencias

deporte infancia

Uno de los motivos por los cuales creo en esta teoría es que yo misma me inicié en la práctica de un deporte a la edad de 10 años; en concreto, en baloncesto. Nunca hasta entonces había sido una estudiante aplicada y la verdad es que siempre cojeaba en alguna asignatura, en especial en matemáticas. Sin embargo, al inicio de 5º de primaria, el baloncesto llegó a mi pequeña vida. Se trataba de una actividad extra-escolar que la misma escuela ofrecía a los padres para sus hijos. Visto el interés que mostré desde un primer momento, mis padres decidieron apuntarme al grupo y, a partir de entonces, todo cambió a mejor.

En primer lugar, y de entre todas las chicas que se apuntaron a la actividad, se hizo una selección de las que tenían mejores aptitudes para este deporte. Afortunadamente me encontraba entre las elegidas y a partir de ahí se formó el equipo que iba a representar a la escuela en la liga de baloncesto de escuelas de la ciudad en la categoría de alevines.

El ambiente era muy bueno, la sensación de unión en el grupo era estupenda y los valores que eso conllevaba aún mejores (sentimiento de pertenecer a un círculo con un objetivo en concreto – ganar partidos para la liga – y ayudarnos al máximo entre nosotras en todo lo que hiciera falta). Y os preguntareis, ¿y que hay de los estudios? ¿no decías que eras mala estudiante? En primer lugar, tenía claro que jugar al baloncesto era lo que en aquel momento me motivaba más, y está claro que no podía arriesgarme a suspender asignaturas y que mis padres me dijeran que se había acabado la historia. En consecuencia, sacaba horas para estudiar de donde no las tenía y esas horas eran tan pocas, que el poco tiempo que tenía era 100% productivo. ¿Consecuencia? Empecé a aprobar todos los cursos hasta llegar a 8º de primaria (sí, yo soy de las que aún hicieron E.G.B) sin ninguna dificultad.

Mi interés por el baloncesto iba en aumento y parecía que cada vez iba a mejor; tanto que me seleccionaron para un centro de tecnificación con el objetivo de enseñarme a jugar mejor de lo que ya sabía. Y de ahí ya pasé al equipo femenino de baloncesto de la ciudad. En fin, una de las mejores experiencias de mi vida.

Deporte infancia

Luego ya te plantas a media adolescencia y empiezas a tener otros intereses. Quizá no debía haber dejado nunca el deporte, pero la desmotivación de una etapa como la adolescencia comporta, a veces, estas cosas. Está claro, sin embargo, que esa experiencia seguirá presente en mi toda la vida y que, si me preguntan sobre la práctica de aficiones o deportes a una edad temprana, siempre voy a dar mi rotundo apoyo a quien lo necesite.